Ventajas y beneficios de la abdominoplastia

En principio debemos decir que la abdominoplastia, como toda cirugía estética cuenta con ventajas y desventajas, entre los beneficios que trae consigo podemos mencionar que, como es de esperarse, mejora sustancialmente la apariencia del paciente, de forma tal que pasan a lucir un abdomen mucho más atractivo, eliminándose la flacidez y excesos de piel casi por completo.

De todas formas, como hemos dicho, no todo es color de rosa, y es que esta cirugía no se trata de una cura o solución verdadera para adelgazar, ya que para poder conservar los resultados obtenidos y que estos sean verdaderamente permanentes, el paciente debe ser disciplinado y saber acompañarlos con una dieta balanceada, y en la medida de lo posible, ejercicios que ayuden a sostener la figura conseguida.

abdominoplastiaMás allá de esto, estamos sin dudas ante una técnica sumamente efectiva para remover por completo la piel en exceso, es por esta razón que puede ser utilizada en conjunto con otras cirugías estéticas del mercado, tales como la liposucción por ejemplo.

La abdominoplastia, de todas formas, debe ser una opción a tomar con los cuidados debidos, en primera instancia sería importante para el paciente intentar solucionar sus problemas en base a dietas balanceadas y mucho ejercicio que tonifique los músculos y la piel, sin embargo, todos sabemos que existen personas que por herencia o diversas cuestiones no logran alcanzar jamás estos resultados.

En dichos casos, deberíamos comenzar por tener una cita con un especialista que nos asesore acerca de si verdaderamente es necesario este tratamiento para nuestro cuerpo, y posteriormente ir tomando cartas en el asunto, verificando que nuestro estado de salud sea el indicado para someternos a esta cirugía.

Además claro, deberemos comenzar a iniciar la búsqueda de clínicas adecuadas para realizarnos una abdominoplastia, es importante escoger en base a la reputación, confianza y seriedad de la misma, más vale invertir un poco de dinero extra que terminar lamentándonos por unos resultados inapropiados o por mala praxis.